La segregación de residuos

La segregación de residuos es el proceso por el cual debemos de ser capaces de separar de forma correcta y eficiente los distintos tipos de materiales desechados. De este modo, estaremos colaborando activamente en una economía más limpia y sostenible, capaz de reducir la contaminación y de aprovechar al máximo los materiales mediante el reciclaje y la reutilización. El objetivo es pasar de un consumo lineal a uno circular.

La segregación de residuos se ha convertido en una prueba de fuego para una multitud de empresas hoy en día, pero también para los particulares. Empresas y entidades de todo tipo están implantando un sistema eficiente y adaptado a sus necesidades para segregar de forma correcta sus residuos. Especialmente en el sector sanitario: hospitales y clínicas, residencias, veterinarias, etc.

Dentro de la segregación de residuos, debemos tener en cuenta que existen varios tipos de productos y que, debido a su complejidad, serán tratados de una u otra forma:

  • Productos reciclables: Son productos que podrán ser reutilizados en el futuro, siempre y cuando hayamos realizado una correcta segregación. Es el caso del papel y cartón (contenedor azul), vidrio (contenedor verde), plásticos y envases (contenedor amarillo). Pero también hay otros productos que son bien delicados al momento de incorporarlos al proceso de reciclado, por ejemplo, los metales.
  • Productos biodegradables: Son aquellos productos que se pueden descomponer siguiendo el proceso natural de la propia naturaleza. Es el caso de productos como restos de comida, cáscaras de fruta, restos de jardinería, etc. Este tipo de productos se pueden convertir, por ejemplo, en productos naturales como el compost.
  • Baterías y productos electrónicos (RAEE):Es muy importante que sepamos separar este tipo de residuos de otros, ya que su alto grado de contaminación supone una seria amenaza para el equilibrio de nuestro entorno. Recuerda que este tipo de materiales deben ser separados y depositados en lugares viables para su tratamiento. Cada vez es más habitual encontrar puntos limpios de recogida en las ciudades, para que podamos desechar este tipo de instrumentos y que no entren en el mismo proceso que otros productos como restos de comida o envases.

Las empresas privadas, además de los mismos hogares con sus respectivas familias también cumplen un rol importante para la sostenibilidad de la recolección selectiva en este tiempo de emergencia sanitaria. Además del trabajo de recojo, deben auto sensibilizarse, por una cultura de segregación de los residuos sólidos.