Comprobando la calidad de nuestras ruedas – RAL GZ 951/1

Reproducir vídeo

Como sabemos, los contenedores juegan un papel muy importante en la gestión de residuos, siendo el punto donde podemos depositar los residuos adecuadamente y permitiendo segregarlos, de manera que podamos darles otro uso y aprovecharlos. Es por ello que, para seguir colaborando con el cuidado del medio ambiente y de la ciudad, es necesario que los contenedores tengan un tiempo de vida útil largo y es un beneficio que incluso se puedan reutilizar para poder reducir el impacto del plástico. Pero, ¿es posible que un contenedor hecho de material reciclado sea de buena calidad?

La respuesta es un rotundo si, los contenedores ESE están hechos a base de HDPE reciclado y están certificados con la reconocida certificación RAL GZ 951/1, que garantiza la durabilidad del contenedor y que lo pone a prueba anualmente mediante diversas pruebas de resistencia para cada parte del contenedor, asegurándose así de que el contenedor tenga una excelente resistencia y durabilidad.

Como parte de estas pruebas, se tiene que verificar que las ruedas del contenedor sean resistentes y sostengan al contenedor por un largo tiempo.

Las ruedas del contenedor deben ser muy resistentes para poder resistir la carga del contenedor y poder brindar la movilidad necesaria. Es altamente importante que las ruedas puedan resistir el paso por todo tipo de terreno, asegurando que el contenedor tenga una larga vida. Si bien el contenedor suele estar en un punto fijo, siempre es movilizado, sobre todo por los agentes encargados de la limpieza. Los contenedores de 2 ruedas suelen ser usados para el recojo de basura diario, una gran labor que el personal de limpieza realiza, para poder limpiar las calles de nuestra ciudad.

ESE la calidad que tu ciudad necesita.